Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puedes obtener más información acudiendo a nuestra política de cookies.

Pulse el botón aceptar, para confirmar que ha leído y acepta nuestra política de cookies. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.

Cómo tiene que empezar un instructor la clase de forma correcta. ¿Lo haces bien?

Publicacion-blog-facebook-consejos-comunicacio%cc%81n.original

Son las 19:00 horas, faltan 30 minutos para que comience la clase… entras por la recepción del gimnasio, saludas, entras al vestuario… observas a la gente que está sentada en los bancos cambiándose y encaradas en sus taquillas donde depositan la ropa. Tú coges tu sitio y compartes espacio con algunas personas que probablemente van a ser alumnos tuyos durante una hora o puede que dos… es probable que después de saludarlas…y tras unos segundos de silencio se produzca por parte de alguno de ellos la típica pregunta de…Oye! ¿Qué nos espera hoy?... y tu respondes…!Algo bueno no lo dudes!... te muestras enérgica/o, positiva/o y sonriente tratando de transmitir a esas personas y alumnos, el perfecto y equilibrado estado interno en el que te encuentras, que al mismo tiempo anuncia, el buen rato que van a pasar contigo pedaleando…más allá de la posible dureza de la clase. 

Te cambias, te pones tu maillot y tu culotte preferido, te calzas las calas, coges tu bolsa, sales del vestuario, te diriges hacia la sala de ciclo y empiezas a entrar en contacto directo con la gente que va a entrar a tu clase, unos por la parte de fuera de la sala y otros ya sentados y preparados con sus bicis ajustadas expectantes de lo que va a suceder en unos minutos. Tu mantienes la misma actitud, que tenías al entrar por la puerta del gimnasio, actitud positiva, sonriente, enérgica, tratando de saludar con tu mirada a todo el mundo independientemente de que los conozcas o no.

Te diriges a la tarima, donde tienes el equipo de música, pones tu soporte encima del manillar de la bici dónde vas a colocar el móvil o el dispositivo que utilizas para reproducir tus clases, conectas conectores de audio y vídeo para reproducir la música y la gráfica, te aseguras de que todas tus herramientas funcionan bien,  compruebas micro y volumen a la típica expresión de SI! SI! Se oye??... ajustas tu bici a la perfección, y ya lo tienes todo listo para empezar la clase. Es entonces cuando al estar todo conectado, muestras en el proyector o pantallas de vídeo la gráfica de la clase  y estás destapando lo que va a ocurrir durante la clase a nivel de esfuerzo…. si la gráfica tiene muchos picos y se mueve por zonas de esfuerzo, se escuchará en la sala algún de comentario por parte de los alumnos del tipo de… ¡Ah pues!… casi que me voy!...o ¡Uff! Hoy hay faena!... o algo parecido, y si la gráfica se encuentra por zonas más aeróbicas la mayor parte del tiempo…los comentarios serán más del tipo…ah! Que bien te portas hoy profe!!...que bien!! hoy un poco de calma!!...o algo parecido. 

Levantas la mirada y prácticamente ya está todo el mundo preparado en sus bicis para comenzar la clase. Te quedan dos o tres minutos para empezar a la hora en punto y es el momento de preguntar si hay alguien nuevo… hay que distinguir siempre entre un alumno que no conoce la actividad y un alumno que no te conoce a ti pero si conoce la actividad, ya que, la información que se le da a uno o a otro dependiendo de su condición es distinta. Pero en cualquier caso es importante que todos sepan que tienen que seguir el desarrollo de la clase adecuándolo a su nivel de forma física o de lo que puedan ofrecer.

Durante este proceso has conectado con todos tus alumnos visualmente, haciendo barridos con tu mirada y buscando la mirada del alumno, y utilizando ya tus manos y tu cuerpo como herramientas de expresión corporal y conexión. Es el momento perfecto antes de hablar de la clase de preparar una última herramienta de conexión  y darle al play.  Intenta contar algo gracioso en forma de mini historia o anécdota y que te ayude a relajar a la gente y que al mismo tiempo te ayude a hilar ese comentario o mini historia con la descripción de la clase. Clase que te has preparado a la perfección en tu casa antes de ir al gimnasio y que está a punto de comenzar.

Es entonces cuando ya estás preparado para darle al play y que la clase comience...

El proceso de conexión a la hora de comenzar una clase va más allá de entrar en la sala de ciclo y darle al play, y es un paso súper importante que va a sentar las bases para que el desarrollo de la clase una vez comience sea perfecto, estos son los ítems y consejos más importantes que se pueden extraer de esta historia:

  • Muéstrate enérgico positivo y sonriente desde el momento que pones un pie en el gimnasio. Piensa que estás entrando en contacto directo con la gente que va a entrar a tu clase y si no es así puedes condicionar el comportamiento o estado de ánimo de esas personas en el futuro desarrollo de la clase.
  • Una vez entras en contacto directo con la gente que está en la sala, saluda, busca conexión visual tratando de levantar la mirada y nunca mirar al suelo y que la forma en la que te mueves y expresas sea siempre desde un estado interno positivo.
  • Asegúrate de que todas tus herramientas de trabajo funcionan bien. Es fundamental para que no hayan interrupciones,  posibles problemas y lo más importante, barreras en la comunicación.
  • Mostrar la gráfica antes de que la clase comience es una buena manera de que la gente se prepare mentalmente de lo que va a ocurrir durante la clase antes de que hagas cualquier descripción.
  • Todo el mundo que está en la clase tiene que saber cómo seguir el desarrollo de la clase independientemente de su condición física, por lo tanto tienes que saber si hay alumnos nuevos para guiarlos correctamente.
  • La conexión visual es una de las herramientas más potentes que hay para hacer participes a los alumnos  y que entiendan de alguna forma de que forman parte de la historia de la clase, del grupo, pero sobre todo de que confíen en su guía(instructor) desde el principio, ya que les da seguridad.
  • Tratar de buscar la última herramienta de conexión a través de una pequeña historia o algo divertido. Es fundamental para que la gente se relaje, y es perfecto si además te permite conectar ese momento con la descripción de la clase.
  • Prepárate la clase a la perfección para que una vez le das al play todo esté bajo control.

Este es mi día a día y es la forma en la que me gusta que comiencen mis clases de ciclo. Hay días en los que sale todo perfecto y otros en los no sale todo tan perfecto (la tecnología se te revela, el equipo de música no funciona bien o simplemente que todos somos humanos)…pero en cualquiera de los casos si te esfuerzas siempre por mantener  estas reglas del juego a la hora de comenzar una clase, estarás más cerca siempre del éxito que de cualquier otro lado.