Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puedes obtener más información acudiendo a nuestra política de cookies.

Pulse el botón aceptar, para confirmar que ha leído y acepta nuestra política de cookies. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.

Define tu estrategia en Facebook

Blog-facebook-estrategia-facebook.original

Si en mis dos primeros artículos logré lo que buscaba y has llegado a este tercero, es que he logrado sembrar en ti al menos la duda y sobre todo la curiosidad sobre un Mundo Nuevo, el de tu propia imagen de marca y sobre todo, el de unas herramientas gratuitas, que te permiten posicionarte ante la competencia.

Y sí, has leído bien, competencia, porque… partiendo de la base de que Instructores hay millones, y buenos instructores hay también un buen puñado… hay que buscar el factor diferenciador que decante la balanza a tu favor en los pequeños detalles. Y una buena gestión de tu imagen en las Redes Sociales es fundamental.

En el artículo de hoy, partiendo de la base de que por ahora hemos tomado la decisión de trabajar tu comunicación mediante Facebook, pásate por mi segundo artículo para conocer los argumentos que te daba para dar este paso y centrarte en esta Red Social (elige bien tu Red Social) quiero abrirte los ojos un poco en cuanto a qué, cuándo, cómo, dónde y porqué debes afinar mucho el contenido que subes a tu perfil en Facebook.

Y antes de profundizar, me gustaría definirte en mi “idioma” (rollo Wikipedia) un concepto que debe empezar a serte familiar y al que debes prestar mucha atención y cuidar con cariño: Tu Comunidad de Seguidores.

¿Qué es una Comunidad de Facebook?

Pues en líneas muy generales digamos que son todas esas personas que te siguen. Y ojo, te remarco y subrayo, te siguen, y por seguir debes considerar aquellas personas que interactúan contigo en cada publicación, que te comentan, que te hacen Like en tus fotos, que te responden a preguntas que lanzas al aire en tu perfil.

En definitiva, a toda esa gente que tienes “enfrikadas” hacia tu persona y que dan vida a tu perfil en Facebook.

Pues bien, esa Comunidad del Anillo (me viene genial el argot de Frodo y compañía), no nace de la nada. Sin casi saberlo, tú ya has empezado a trabajarla y a configurarla a través de tus clases con pequeños gestos que hacen que la gente vuelva y repita una y otra vez.

Pero, hay enemigos en tu camino.

Con el trabajo que cuesta llenar las clases, a lo largo del año se dan una serie de ítems que se repiten y que mágicamente provocan que el aforo fluctúe.

Pero si yo sigo siendo igual de crack impartiendo mis clases. ¿Porqué hay épocas que tengo las bicis “petadas” y otras muchas apenas cuento con una grupeta de amigos y el eco de las paredes se apodera de nosotros?

Lo importante es que tengas claro que esa batalla se repite y que no puedes ganarla. Y esto no puede suponerte una frustración. Luchar contra algo que no puedes cambiar genera una ansiedad que puede afectar a tu día a día. 

Tranquil@. Aunque no puedas ganarlas, si puedes trabajarlas.

Sin entrar en más detalles, te detallo unos cuantos de esos enemigos que te acechan:

  • El Verano.
  • Las Navidades.
  • Las Vacaciones.
  • La vuelta al pueblo.
  • Los cambios de Residencia.
  • La falta de tiempo.
  • La desmotivación.
  • Las obligaciones domésticas.
  • Los horarios.

En definitiva… Las excusas que muchos se autoimponen para justificar su falta de constancia en la práctica deportiva.

Un pequeño dato de cómo funciona el Ser Humano quizás te sirva para entenderlo mejor:

Cualquier individuo tiene una motivación que le lleva a la práctica deportiva. Pero el origen de la misma está directamente relacionado con la constancia.

Motivación intrínseca: es aquella que tienen todas aquellas personas que el deporte lo llevan en la sangre. Que vayan donde vayan, estén donde estén, se buscan la vida para seguir haciendo Deporte. Lo llevan dentro y da igual lugar, hora, situación familiar… su motivación hace encontrar las soluciones ante los “problemas” que les impidan mantenerse en forma. Son esa gente que, pase lo que pase, harán deporte. Por desgracia, esta gente no abunda.

Motivación extrínseca: es aquella que provoca que gente que no tiene el deporte como una de las líneas maestras en su estilo de vida, den el paso y empiecen a practicarlo. Y esa motivación siempre viene de un factor externo como: problemas de salud, un evento cercano que implica una pérdida de peso, búsqueda de relaciones sociales, búsqueda de un lugar en el que desconectar.

Ten en cuenta, que la práctica deportiva de esta gente, a priori, tiene fecha de caducidad. Una vez que logren el objetivo, desaparecerán. No por gusto, si no porque tus enemigos cobrarán importancia, y cualquier excusa será buena para abandonar. 

Pero… tranquilo. Grábate esta frase:

“La gente va y viene. Igual que un día aparecen en tus clases, otro desaparecen. No puedes obligar a nadie a hacer deporte. Pero … puedes fidelizarlos y conseguir que cuando su motivación extrínseca vuelva a aparecer en sus vidas, el primer lugar en el que piensen para hacer deporte sea junto a ti”

Y aquí es donde vuelven a aparecer las Redes Sociales y en especial Facebook.

Obviamente, no puedes estar todo el día llamando a tus alumnos para reñirles cuando no vienen a clase. Eso ya terminó en la escuela. Ahora lo que hay que hacer es motivarlos para que asistan y si por algún motivo ya no están en tu gym ponerles los dientes largos con lo que se pierden al no venir y recordarles siempre que tú sigues ahí.

Toma buena nota de la siguiente estrategia y hazla tu línea maestra a la hora de publicar en Facebook:

Quién: Se tu mismo.

La gente que te sigue quiere sentirte cerca. Igual que en una clase se acercan al finalizar y te dan la enhorabuena por el trabajo realizado, por lo que les has hecho sentir, por la música que has utilizado, cuando te buscan en Facebook esperan esa misma cercanía. Cuida tu Comunidad, responde a sus comentarios, haz likes en sus fotos, permanece presente en sus vidas. De forma emocional, el hecho de que la gente te sienta vivo y cercano hará que interactúen más contigo. Que compartan tus publicaciones, que comenten tus fotos. De forma puramente informática, el algoritmo de Facebook, al igual que el de la mayoría de las Redes Sociales hace que las publicaciones en las que más se interactúa (likes, comentarios y veces compartida) sean las que más se vean, por lo que tu propia Comunidad se convierte en tus mejores embajadores. Y para lograrlo... sé tu mismo. La gente te conoce, no muestres una imagen alejada de tu realidad. Se natural.

Qué: Genera contenido de calidad.

Recuerda que lo que aparece en tu Red refleja lo que tu eres. Te sorprendería conocer cómo grandes empresas de análisis de conducta y comportamiento pueden definirte sólo en base a lo que lanzas en Facebook. Cuida el contenido que publicas e intenta que éste genere movimiento. Y no te preocupes si no eres un Fotógrafo Profesional o un Experto camarógrafo. No es necesario. Seguro que tienes un teléfono móvil ¿verdad? Y hace fotos y graba vídeos ¿verdad? Lo tienes hecho. Te doy algunas ideas de contenido que puedes generar de manera fácil para tus Redes:

  • Foto con ese alumno nuevo que aparece por primera vez en tus clases.
  • Foto de grupo al terminar una Masterclass.
  • Foto panorámica en la que se te vea a ti impartiendo la clase y a tus alumnos disfrutando de ella.
  • El perfil de la gráfica de trabajo del día.
  • El perfil del trabajo realizado por ti o por alguno de tus alumnos en la clase de hoy obtenida de la app de su pulsómetro.
  • Vídeo de algún tramo chulo de tu clase en la que las emociones están a flor de piel y se vea a la gente interactuando contigo (aplausos, gritos, concentración, emociones). Aquí te encontrarás de frente con las limitaciones de Facebook ante los derechos de autor de la música, pero eso es otro cantar.
  • Vídeo explicando la clase del día e invitando a participar en ella.
  • Vídeo en el que alguno de tus alumnos comenta cómo le hacen sentir tus clases.
  • Fotos con ese alumno “socialmente reconocido” y fiel a tus clases. ¿Qué mejor embajador te puedes buscar?
  • Sigue tú, seguro que ya he despertado tu mente.

Cómo: Fotografía y Vídeo. El texto… para los libros.

Piensa por un segundo en los periódicos de hace 50 años. Todo letras pequeñas, “arrejuntadas”, sin espacios entre columnas, con poquísimas imágenes. Ahora imagínate que dejo uno encima de tu mesa a las 10 de la mañana de un lunes. ¿Te plantearías tan siquiera abrirlo para ver las noticias de hoy?

Esa dejadez o desinterés en el tumulto de letras viene provocado sobre todo por la falta de tiempo. Nuestras vidas cada día están más programadas. Nosotros cada vez somos más exigentes e impacientes. Queremos eso y lo queremos ya. En cuanto a información se refiere, pasa lo mismo. Los pocos a los que aún nos gusta comprar el periódico, lo abrimos y leemos aquellas noticias que o bien nos llama mucho la atención el titular, o bien tiene una foto impactante. Que capta nuestra atención. En Redes Sociales, pasa lo mismo.

Ahórrate el texto. Céntrate en generar fotos chulas, llamativas, etiqueta a la gente, graba videos cortos (máximo 30 – 40 segundos) con un inicio impactante que ate al espectador y anime a invertir 1 minuto de sus vidas en ti. Y olvídate de TOCHOS ilegibles cargados de información. Se conciso, veraz, interesante y si añades una pizca de emoción en tu contenido…mejor.

Cuándo: ¿El día tiene 24 horas?

Es mentira ¡No te lo creas¡ Al igual que un día te dijeron que los Reyes Magos y Papa Noel existían… ¡es falso! Quita las 8 horas que estás durmiendo (o deberías según los expertos. Yo cada día duermo menos y así me luce la… calva). Quita las 2 horas que pasas comiendo. Quita las 8 horas que pasas trabajando (como poco). Quita la hora que dedicas a tus hobbies. Y así, ve quitando todo ese tiempo que desde que te levantas, tienes agendado. Y ahora piensa… ¿cuándo van poder ver las cosas que yo publico en mi Facebook?

Añadamos también que Facebook funciona con un Timeline continuo y en tiempo real. Es decir, que lo que publicas ahora, en el caso de esa gente que interactúa en tus publicaciones, se verá ahora, y quedará enterrado bajo miles de publicaciones de otros amigos, páginas, publicidad etc, que harán que tu contenido pierda interés y notes que según avanzan las horas la interacción de tu Comunidad con esa foto o video que has lanzado es menor.

Pues, te toca afinar. Y aquí lo único que puedo decirte es que… pruebes, analices, modifiques, analices y hagas tu propio estudio.

Ejemplo: soy de madrugar, casi a diario estoy a las 6 de la mañana despierto, y como soy hombre de rutinas, pues antes de desayunar me gusta sentarme en el Mirador con vistas a Can Roca a dejar, como diría la canción “pafuera lo malo”. En ese tiempo de asueto y concentración, seguro que tu también arrastras el móvil y ponte que elijas esa hora para publicar el perfil de tu superclase de hoy. Llegan las 20:00 horas, entras en tu sala y ¡sorpresa! el aforo está bajo mínimos. Termina la clase, vas caminando cabizbajo hacia el vestuario y te encuentras con un par de alumnos que se sorprenden al verte y te dicen, pero ¡cómo! ¿has dado tú la clase hoy? A lo que tú respondes, ¡pues claro, si lo he anunciado en Facebook!

Análisis: ¿Realmente crees que todos tu alumnos están a las 6 de la mañana despiertos?

Resultado: Los datos de likes, comentarios y veces compartido de esa publicación serán muy semejantes a lo que fabricaste en esa visita en Can Roca.

Conclusión: haz un estudio de tus publicaciones pasadas. Revisa cuáles han tenido más interacción (likes, comentarios y veces compartida) y anota el horario en el que las publicaste. Te harás tu propio esquema de cuándo tu Comunidad está más activa y podrás definir cuándo publicar. OJO, CADA DÍA DE LA SEMANA ES DIFERENTE.

Dónde: Historias, Perfil, Grupos…

¿Sabes qué es una escopeta de perdigones? Pues si coges una foto chula tuya con ese alumno nuevo que vino ayer a tu clase y que quieres que te agregue en Facebook para mantener contacto con él, a la vez en tu historia, sección de noticias de tu perfil y en el grupo de usuarios del gym, lo más probable es que aburras al resto de tu comunidad y consigas no sólo unas estadísticas de interacción lamentables, si no también algún que otro UNFOLLOW de esos seguidores que te tacharán de PESAU.

¿Cómo lo haría yo?

Historias: úsalas para publicar vídeos cortos e informativos. Por ejemplo para anunciar tus clases del día, para lanzar algún reto a tus alumnos, en definitiva, para publicar información efímera, que tiene un sentido concreto en un momento concreto y luego carecerá de interés. Como sabes, lo que se publica en las historias desaparece en 24 horas. Ese es el plazo que tiene que tener de interés lo que subas ahí.

Tu perfil: recuerda que lo publiques aquí, aparecerá en el momento en los perfiles de tus seguidores y luego irá desapareciendo bajo cientos de publicaciones de otros usuarios y páginas a los que también siguen. Define el momento y sobre todo usa el truco que te comenté: provoca a tus seguidores para que den LIKE, COMENTEN y COMPARTAN. Esto provocará que el algoritmo de Facebook detecte que esa publicación es interesante y haga que siempre esté arriba en la torre de publicaciones de la sección de noticias de tus seguidores. Aparte de que llegarás también a mucha más gente.

Grupos: los grupos de usuarios te ayudan a segmentar la gente a la que llegas. Te pongo un ejemplo. Sales a la calle, te vas a la mitad de un centro comercial y gritas a los cuatro vientos: vendo Audi A4 TDI superpower. Lo más que conseguirás es que te tachen de loco y los señores de seguridad te cojan gentilmente la mano para invitarte a largarte de allí. Ahora, te cambio el escenario, y ese mismo grito lo das en mitad de una feria de venta de coches de segunda mano repleta de gente. Y encima tienes en la mano una foto del coche. ¿Cuánta gente podría preguntarte por él?

Pues en esto de promocionar tus clases, funciona igual. Investiga en Facebook los Grupos en los que pueda haber posibles alumnos para tus clases e invítalos a participar en tu evento. Y he dicho bien, EVENTO. No anuncies tus clases todos los días en el grupo de Vecinos de la Barriada de San Manué de Marichalar, porque seguramente el administrador te etiquetará de SPAM y te echarán. Pero sí que puede molar poner ahí un cartel de esa clase especial que darás en un par de semanas y generar algún posible cliente al gym.

Porqué: Porque no vale con ser el mejor. La gente tiene que saberlo.

Vivimos en la sociedad de la información ¡que narices! ¿vaya tópico típico no? Sé que esperas más del cierre de este artículo de modo que allá va.

Vivimos en una sociedad interconectada, ansiosa de relaciones sociales, con escasez de tiempo y emocionalmente inestable. Nos guste o no, la vida va en un tren a 300 km por hora y o te subes o llegas tarde. 

Seguramente hay una cantidad infinita de instructores súper cualificados esperando bajo la sombra de un árbol, frustrados, sin trabajo ni posibilidades de encontrarlo y que no saben que la solución la tienen en la palma de su mano.

Porque, si te has currado una formación de calidad, eres escrupuloso y profesional en el desempeño de lo que has aprendido, cuidas tu comunidad y los fidelizas y eres capaz de generar emociones, sólo te falta una cosa... QUE LA GENTE LO SEPA.

Házselo saber.