Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puedes obtener más información acudiendo a nuestra política de cookies.

Pulse el botón aceptar, para confirmar que ha leído y acepta nuestra política de cookies. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.

5 consejos para pedalear más años

Hola Bestcyclista! ¿Te gustaría sentirte bien e incluso encontrarte aún mejor con el paso de los años? Si estás pensando que es imposible, ¡para nada! En este artículo te mostramos las claves para mantenernos activos y saludables ganándole un pulso al tiempo.

Cuando vamos creciendo adquirimos muchas responsabilidades, familia, trabajo, etc etc… no contamos con todo el tiempo del mundo para poder hacer todas aquellas actividades que nos gustaría, como por ejemplo practicar ciclo indoor u otros deportes.

Sabemos que estas actividades son beneficiosas e incluso que incorporarlas, nos traerían muchas cosas buenas, pero los años van pasando y sentimos que no tenemos del todo el control de nuestro día día. Esto, puede frustrarnos y hacer que entremos en un bucle un tanto negativo: “Nos marcamos un objetivo, no lo conseguimos hacer y nos sentimos mal y acabamos minando la confianza en nosotros mismos”. Esto es un error que no podemos dejar que suceda.

Por vamos a demostrarte que hay esperanza, que cumplir años es un número y que podemos retomar el ejercicio y convertirlo en un hábito a cualquier edad.

En Bestcycling recibimos muchos mensajes vuestros en los que nos comunicáis que, a través de nuestras clases, encontráis una manera de seguir adelante, de desconectar o de conseguir vuestros objetivos de bajar de peso, incluso de encontraros mejor frente a una enfermedad. No sabéis lo bien que nos hacen sentir esos comentarios, son nuestra fuente de motivación para seguir haciendo lo que hacemos.

Así que en agradecimiento a todo esto, vamos compartir contigo los consejos que hemos ido reuniendo a lo largo de los años para que te motiven a seguir practicando ciclo indoor o a incorporarlo a tu vida, si todavía no lo has hecho.

Encuentra la razón adecuada por la que hacer deporte

Ninguno queremos estar débiles o enfermos. Está demostradísimo que realizar una actividad física cardiovascular con frecuencia mejora nuestro estado de salud tanto físico como mental.

De forma fácil, a nivel físico mejora nuestra circulación fortaleciendo nuestro corazón y aumenta los niveles de oxígeno en sangre, lo que ayuda a la reducción de nuestro nivel de colesterol y presión arterial, entre otras muchas cosas, como es también aumentar el metabolismo, lo que nos ayuda a controlar el peso o fortalecer los huesos y los músculos, muy importante a medida que cumplimos años.

A nivel mental el ejercicio nos ayuda a reducir el estrés en nuestro organismo segregando hormonas como la dopamina, las endorfinas o la serotonina, que se liberan cuando nos realizamos ejercicio y es por esto que nos sentimos mejor después de practicarlo, seguro que te ha pasado ¿verdad?

¿Qué te parece? Este punto debería ser una razón más que suficiente para aportarnos motivación y dar el paso para practicar cualquier actividad física.

Una alimentación equilibrada

Para tener suficiente energía y mantener una buena salud es fundamental consumir una dieta equilibrada que incluya carbohidratos, proteínas, grasas saludables, vitaminas y minerales además de mantenernos bien hidratados.

Es cierto que todos tenemos rachas, en ocasiones, aparece esa ansiedad por comer productos de dudosa calidad o los denominados ultraprocesados, pero no te preocupes, ya que lo ideal es buscar el equilibrio, y ahí es donde se encuentra la auténtica salud, por tomar un dulce ocasional no debemos martirizarnos. De hecho lo puedes hacer en días puntuales. Empieza por lo básico, incluye verduras y frutas cada día (alimentos de origen vegetal cada día) en tu menú para asegurar el aporte de algunas vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita.

Combina diferentes actividades físicas

Para encontrar la motivación necesaria para seguir practicando deporte es importante obtener resultados. Para ello, una buena fórmula es a través de alternar tus clases de ciclo indoor, con entrenamientos de fuerza. Esto hará que nuestro metabolismo consuma muchas más calorías y que notemos esos cambios antes.

Puedes compaginar también sesiones de Pilates, Balance o Yoga con sesiones de ciclo indoor, lo que ayudará a tus músculos a relajarse, prevenir lesiones y mejorar tu movilidad y flexibilidad, que no le damos la suficiente importancia y sí la tiene.

En definitiva, diversificar tus entrenamientos también te ayudará a entrenar distintas capacidades, fortalecer diferentes grupos musculares, mejorar tu condición física general y, sobre todo, a variar y no aburrirte.

Escucha a tu cuerpo

No hemos venido a competir, lo que queremos es disfrutar, pasarlo bien y sentirnos a gusto con nosotros mismos. Así que presta atención a las señales que te envía tu cuerpo.

Si sientes dolor o molestias persistentes, descansa, no te obsesiones con hacer todos los días ejercicio, puedes alternar con días en los que realices pequeños paseos o simplemente descansa y tómate un día de relax.

Sube a tu bicicleta

Nuestro último consejo y el más importante: súbete a la bici. Lo fundamental aquí es que practiques en esos días donde no hay ganas o cuando estes pasando por un mal momento emocional. Esos momentos son los más difíciles, donde sacar las fuerzas para entrenar se nos hace muy cuesta arriba y nuestra mente se resiste a ello, pero también son los momentos en los que más lo necesitamos.

Si conseguimos superar estos días haciendo algo de deporte nos sentiremos mejor con nosotros mismos, incluso veremos nuestros problemas de otra forma. Súbete a la bici, hazlo. Pedalea lo que puedas, no es necesario pegarte fuego, pero sí hacer algo, mejor eso que quedarnos sentados. Haz el tramo que puedas de una clase, por poco que sea, te aseguramos que te encontrarás mucho mejor después.

Conclusión

Estos son algunos consejos que que pueden ayudarte a encontrar esa motivación y, sobre todo, a mantenerte sano y fuerte.

En pocas palabras, disfruta del viaje, no te obsesiones con el rendimiento y tu nivel. Disfruta del deporte como una actividad placentera que te permite desconectar, sentirte bien, sentirte saludable y sobre todo con mucha más energía para comerte el mundo.

Esperamos que toda esta información te haya motivado a empezar y, si ya has empezado, te haya ayudado a continuar disfrutando de la actividad física día tras día.

Nos vemos en el próximo artículo, y mientras tanto, cuídate mucho, se feliz y ¡practica Bestcycling!