Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información sobre las actividades de navegación, mejorar nuestros servicios y adaptar la publicidad a tus preferencias. Para más información acude a nuestra Política de cookies. Puedes aceptar, rechazar o personalizar tus preferencias de cookies haciendo click en “Configurar”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información sobre las actividades de navegación, mejorar nuestros servicios y adaptar la publicidad a tus preferencias.

Para más información acude a nuestra Política de cookies. Puedes aceptar, rechazar o personalizar tus preferencias de cookies haciendo click en “Configurar”.

Cómo eliminar el cansancio del cuerpo

Sientes que no tienes energía para llegar al final del día, bostezas y lo que te gustaría es acostarte a dormir, pero la realidad es que tienes todavía mil tareas pendientes, y no puedes.

Te ha pasado, ¿verdad? Te alegrará saber que existen hábitos que te ayudarán a regular tu energía, pero que además existen ejercicios y posturas que te pueden devolver la energía prácticamente de manera inmediata.

¿Por qué me siento sin energía?

Sin duda, una de las mejores cosas que puedes hacer por elevar tu energía es entrenar. Tanto el entrenamiento cardiovascular, donde están incluidas las clases de ciclo indoor, como el entrenamiento de fuerza o cualquier entrenamiento de movilidad, van a elevar tu nivel de energía de una manera considerable, pero también es cierto que a veces, la carga de entrenamiento junto con las obligaciones laborales, los compromisos familiares y el estrés diario hacen que nos sintamos agotados y sin energía.

Esto es un síntoma común y en muchísimas ocasiones impide que hagamos las cosas al mismo ritmo o, incluso, que dejemos de hacerlas, sin embargo hacer algunos cambios en tu estilo de vida puede mejorar notablemente tus niveles de energía y tu calidad de vida.

Hábitos para elevar tu energía de manera general

Tus hábitos pueden ser el combustible que necesitas para impulsar tu día, y cada pequeño hábito suma en tu camino hacia el éxito.

1. Bebe mucha agua

La deshidratación es una razón sorprendente de la falta de energía. Hace que la circulación sea más lenta y esto obliga al corazón a trabajar más para suministrar oxígeno al cerebro y al resto del organismo, lo que causa adormecimiento y falta de concentración. Se necesita beber continuamente agua para aumentar el caudal y el volumen de la sangre en las venas y aumentar la velocidad de transporte de oxígeno renovado a nuestros músculos y órganos.

2. Alimentación

Gran parte de tus niveles de energía están influenciados por la manera en la que te alimentas y nutres tu cuerpo. Deberíamos de pensar en la idea de comer para nutrirnos. Lo ideal es evitar la comida ultra-procesada y priorizar la comida real, que sería algo así como la comida que puedes encontrar prácticamente igual en la naturaleza: frutas, verduras, cereales, legumbres, frutos secos, etc

3. Ponte en movimiento

Está claramente demostrado que el ejercicio puede aportar más energía], y no es necesario esforzarse al máximo para obtener esos beneficios, para ello son ideales los ejercicios aeróbicos de baja intensidad, que no solo te ayudará a corto plazo, por la ayuda a mejorar los niveles de estrés, mejora del sueño y la liberación de endorfinas , sino que a largo plazo, disfrutarás de una mayor resistencia y menor cansancio..

4. Sal a la naturaleza

El entorno, las vistas y los sonidos del mundo natural pueden ayudarte a recuperar la energía. Según demuestran las investigaciones recuperamos fuerzas cuando salimos a descansar o a hacer ejercicio al aire libre mientras contemplamos espacios verdes, árboles, el cielo.

Andar descalzo por la playa o la hierba y respirar aire puro son algunas de las muchas formas que tenemos de reconectar con la madre tierra para cargar las pilas y llevarte toda esa energía a casa.

5. Horas de sueño

Para empezar a sentirte con más energía y con mucha mayor potencia en general es absolutamente necesario que prestes atención al descanso y las horas de sueño. Si tu cuerpo y tu mente no logran recuperarse del todo del día anterior, el cansancio se va acumulando y puede contribuir a a que tengas muy poca energía.

Algo que te puede ayudar con esto, es empezar a fijar un horario para acostarte y levantarte, siempre que tu situación te lo permita, respetando ese mismo horario todos los días, incluso fines de semana, tratando así de estabilizar los ciclos de sueño, lo que hará que aumente de esa manera la calidad de tu sueño.

6. Practica meditación

La meditación es otra de las técnicas sobre cómo tener más energía diaria, ya que practicarla te ayudará a reestructurar toda tu mente para evitar así la acumulación innecesaria de pensamientos y preservar tu valiosa energía durante todo el día.

Practica Pilates para elevar de energía

Instaurar estos hábitos en tu estilo de vida, sin duda va a ser un chute para mejorar tu energía.

Pilates, bestbalance o yoga es una práctica que no solo sirve para relajarse sino que también te ayudará a cargarte energía.

¡Es hora de encender ese reactor interno y disfrutar de la energía que de una manera muy sencilla tú mismo puedes traer a tu vida!

Que seas muy feliz, que disfrutes de una gran energía y practica bestcycling!